PP de San Sebastián

Me encanta que los planes salgan bien

Borja Corominas, Portavoz del PP en el Ayuntamiento de San Sebastián

Pasqual Maragall en Barcelona, Gallardón en Madrid, Azkuna en Bilbao, incluso Elorza en San Sebastián, tenían un plan, una visión de hacia dónde debía ir su ciudad. Transformar una Barcelona cerrada en sí misma y abrirla al mundo de nuevo; crear en Madrid una capital europea y global; transformar una ciudad industrial del sXIX en un polo de atracción y turismo del SXXI; superar la imagen de eterna ciudad de vacaciones y convertir Donostia en una ciudad de ciencia y tecnología. Esos fueron los planes de cuatro alcaldes que marcaron una época.

¿Qué plan tienen Goia y Garmendia para la San Sebastián del futuro? ¿Queremos potenciar el turismo o queremos acabar con él? ¿Queremos atraer talento o seguimos expulsándolo? ¿Queremos crear una ciudad de oportunidades sin dar oportunidades a nuestros jóvenes? Resulta difícil entender cómo. ¿Apostamos por una ciudad verde y sostenible o acabamos con los pocos espacios verdes que existen dentro del entorno urbano? ¿Apostamos por nuestra ciudad o destruimos su patrimonio histórico?

No hay una estrategia de ciudad. No hay un plan de ciudad que exija compromisos, que dibuje objetivos a largo plazo. El PNV y el PSOE hacen política con una sensación de enorme improvisación, sujetos únicamente al vaivén de los acontecimientos.

San Sebastián enfrenta en la próxima legislatura seis retos que van a ser nuestro eje de acción política desde la oposición. Una fiscalidad eficiente, la necesaria supervivencia del comercio local, una movilidad sostenible y ordenada, la creciente inseguridad, la preservación de nuestro patrimonio histórico y el acceso a la vivienda como elemento sobre el que debe pivotar el futuro de los jóvenes donostiarras. Vamos a trabajar para influir en estos seis aspectos.

El acceso a la vivienda es misión imposible. Sin embargo seguimos sin construir vivienda pública, con los principales proyectos urbanísticos paralizados (el Infierno), no lo suficientemente ambiciosos en cuanto a VPO (Jolastokieta), o simplemente olvidados (Auditz Akular).

Durante la última década, prácticamente coincidiendo con el gobierno de PNV y PSOE, Donostia ha perdido más de 3.300 jóvenes. La principal causa de este éxodo, la imposibilidad de acceder a una vivienda.

Sin embargo, no hay un plan de choque municipal de acceso a la vivienda.

Algunas de las pocas viviendas que se han construido se han levantado sobre las ruinas de caseríos o villas donostiarras, muchas de ellas protegidas. El PNV y el PSOE han convertido el Bellas Artes en otro hotel, Villa Belén en 38 viviendas, la centenaria estación del Norte en polvo, decenas de portales modernistas en espacios impersonales recubiertos de espejos y mármol, o fachadas de arenisca en fachadas ventiladas que rompen el equilibrio estético tan admirado de nuestra ciudad.

Están modificando la estética de nuestros barrios y desconectándolos entre sí con una política de movilidad que pocos entienden y nadie sabe explicar. Nunca el Antiguo y Gros estuvieron tan lejos. Nunca fue tan complicado, y lo va a ser cada vez más, acceder al Centro. Sin embargo, no hay un plan municipal de movilidad.

Y sin plan, resulta imposible evaluar qué impacto tendrá la movilidad sobre el comercio local donostiarra que enfrenta, además, el problema creciente de la inseguridad. Sin embargo, no hay un plan para el comercio local ni un plan para atajar la inseguridad.

En mi mesa tengo el número 102 de los Cuadernos Económicos publicados por el Ministerio de Industria. La Evaluación de las Políticas Públicas en España. Un perfecto recordatorio de lo importante que es evaluar lo que uno hace para evitar errores, pulir procesos y mejorar el uso de los recursos públicos. ¿Pero, cómo podemos evaluar las políticas públicas si no hay un plan que evaluar?

Nos gustaba el Equipo A porque siempre tenían un plan y siempre les salía bien. No le pedimos al gobierno que siempre les salgan las cosas bien, les pedimos que marquen un camino, que se comprometan con un plan.